¿Qué es el inbound marketing?

Inbound-MarketingYa hemos escrito sobre las jergas, los eufemismos y otras aficiones. A ellas se añade el gusto por las denominaciones novedosas. Así y de la misma manera que en español la misma cosa puede responder a muchos nombres, en el ámbito del márketing lo que priman son los apellidos: estratégico, operativo, de relación, con causa, de relación…hasta el infinito o casi. Sobre si esta costumbre obedece al deseo de precisión o es un entretenimiento insustancial, juzgue cada cual.

El término en inglés inbound marketing – que se traduce como “marketing de atracción” y es un invento muy reciente. La gloria le corresponde al presidente de la empresa norteamericana Hubspot, Brian Halligan, que en 2009 publicó un libro sobre el tema junto con Dharmesh Shah y se sacó de la manga como quien no quiere la cosa nada menos que la Inbound Marketing University, que ofrece un certificado online específico.

A ver si yo sé explicarlo: En lugar de centrarse directamente en la venta, la empresa que realiza el inbound marketing informa al potencial consumidor, de forma tal que éste considere a dicha empresa por una experta en el tema y se ponga blandito a la hora de establecer una relación que, finalmente, dará lugar a la compra de un  producto o la contratación de un servicio. ¿Cuestión de matices? Ya digo, usted mismo.

Precisamente Hubspot, en colaboración con el MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) ha publicado hace pocas fechas un estudio del que se ha hecho eco la revista digital Puro Marketing. El estudio completo puede consultarse (en inglés) en http://www.hubspot.com/ pero quiero destacar aquí algunas de sus conclusiones:

• El 25% de los encuestados destaca el blogging como la técnica más efectiva; mientras que el SEO se posiciona en segundo lugar, con cerca del 19% de los votos.

• El 92,3% de las marcas consiguió aumentar sus visitas a la web gracias el inbound marketing. De ellas, el 82% registraron un incremento de al menos el 75%.

• El 92,7% dice que el inbound marketing ha contribuido al aumento de contactos de calidad de las empresas. El 56,3% indica que este incremento fue de al menos el 50%.

Más datos en el estupendo resumen que ha realizado Puro Marketing:

http://www.puromarketing.com/42/15390/empresas-comienzan-obtener-beneficios-reales-social-media.HTML

Comunicación, imagen y marketing on line y off line                    quipucomunicacion@gmail.com                                                                             teléfono 646425114

 

Hacer de la necesidad ¿virtud?

sms_manque_d_amourHace poco se produjo cierto debate en Faceboock, efímero por naturaleza pero que, en realidad es más viejo que la tos.

En resumen, se discutía sobre si en marketing y publicidad vale todo o no. O, más propiamente, si deben ser los objetivos de campaña y/o la estrategia empresarial lo que prime sobre cualquier otra consideración.

Personalmente creo que no. A mí me parece que, como en todos los órdenes de la vida, lo primero son valores relacionados con la dignidad como persona y como pueblo, la cultura, la deontología profesional, etc. Claro, se podrá decir que me la cojo con papel de fumar. Y ¿qué quieren que les diga? Igual tienen razón quienes opinan así; tampoco importa gran cosa en realidad.venca

Lo que me resulta sorprendente es que en ese ciberdebate dije comprender que el uso de la jerga (o, más bien, esa especie de infra idioma) en el anuncio de Venca buscaba, obviamente, llamar la atención, siendo así que al lenguaje publicitario se le toleran algunas licencias. Pero, puesto que alguien opuso a lo que acabo de decir que no he comprendido “las tendencias actuales de la comunicación en redes sociales” entonces solo se me ocurre decir que llamar tendencia al analfabetismo, solo puede ser una broma de mal gusto.

Y ¿qué me dicen del spot de Sánchez Romero? Mírenlo. Siempre es un consuelo pensar que si se ha de ser un cerdo, al menos que sea ibérico. Pero, la verdad, me produce un regusto muy amargo (no el jamón, claro) esta especie de ironía menor, este sarcasmo del pobre y débil pero ingenioso:

“¡Tú no lo sabes, pah1n1 cerdo fiestaero eres un cerdo! Es la nueva campaña de Sánchez Romero Carvajal. A través del humor reivindicativo, la marca quiere destacar las cosas buenas de España dándole la vuelta al término “PIGS”.Además, si entras en Facebook y te Cerdificas, podrás ganar uno de los nuevos Packs de Sánchez Romero Carvajal: http://www.youtube.com/watch?v=bKKImhu62nQ

 

Consultoría. Comunicación, imagen y marketing on line y off line                    quipucomunicacion@gmail.com                                                                             teléfono 646425114

‘SOLOMO’

solomo

 

Ya hemos comentado en este espacio algunos pormenores relativos al uso de jergas, a menudo de difícil comprensión para el común de los mortales, en el ámbito de las tecnologías de la información. No es algo privativo de ese universo; en realidad se trata de un fenómeno bastante corriente en no pocas actividades, especialmente si son novedosas o, precisamente, mientras son una novedad y su conocimiento escapa a la mayoría de la gente.

Es a mi juicio y en general algo bastante pueril e innecesario eso de andar inventando palabras, castellanizando vocablos cuando ya existe en nuestro idioma el equivalente, o retorciendo las palabras a veces de manera francamente cómica.

Pero hay ocasiones en que, por supuesto, está justificado el empleo de una palabra nueva en nuestra lengua; por eso, y a su ritmo desde luego, la Real Academia Española acaba santificando nuevas aportaciones.

A veces incluso cuando se trata de acrónimos, como es el caso de SOLOMO. No, no está admitido por la RAE pero, en la medida en que es un término pluricomprensivo y alude a un tipo de actividad que nace de la incardinación entre lo SOcial, lo LOcal y lo MOvil en el ámbito del marketing en los social media, no hay un equivalente en el diccionario y, por tanto, el palabro tiene todas las papeletas para estarlo más pronto que tarde.

Si nos ponemos estupendos, hasta podríamos asegurar que en el ámbito de las redes sociales la evolución del marketing está definida por lo que los expertos llaman el modelo SOLOMO. Si somos aún más osados, diríamos que es el nuevo paradigma, como diría Juanjo Millás, signifique lo que demonios signifique paradigma.

Imaginemos que la hora de comer nos ha sorprendido en una calle cualquiera de una ciudad que no conocemos bien. Quizás hemos tenido la precaución de cargar en nuestro smartphone una aplicación que nos informa de la cercanía de un restaurante cuyos menús nos parecen apetitosos y asequibles; más aún, observamos cómo el precio de un café está rebajado en el establecimiento en cuestión. ¿Atenderemos la cibersugerencia? Seguramente sí y no solo porque el hambre aprieta.

Pues eso es SOLOMO. La convergencia del desarrollo de las redes sociales propiamente dichas, con la geolocalización (GPS para entendernos) y la itinerancia o internet móvil. Y, como resulta fácil de imaginar, sus posibilidades son infinitas.

Para saber más:

http://blogginzenith.zenithmedia.es/actualidad/geotargeting-solomo-y-geofencing-las-ultimas-tendencias-dentro-de-la-publicidad-para-moviles/

Breve, pero muy interesante. Blog de Victor Martin:

http://victormartinp.com/2012/11/como-pueden-aprovechar-el-solomo-los-pequenos-negocios/

Consultoría. Comunicación, imágen y marketing on line y off line                    quipucomunicacion@gmail.com                                                                             teléfono 646425114

 

De jergas y monsergas

“El Imparcial” 13 de marzo de 2012

Hace años un buen amigo y yo mismo publicamos un Diccionario de Informática (Acento Editorial, 1995). Por entonces mi amigo ostentaba un cargo de cierta relevancia en una empresa del sector informático y yo dirigía la edición española de un semanario estadounidense sobre tecnologías de la información. Por razones que no son del caso decidimos firmar la obra con el muy obvio nombre de Equipo Dos. Aporto estas coordenadas por si alguien tiene afición por las antiguallas y quiere buscarlo.

Escribimos aquella obrita fundamentalmente por dos razones: Para demostrar que gran parte de aquel lenguaje para iniciados (1995, insisto)  no era más que una forma de manifestar poder: estaban los que hablaban de aquella guisa, es decir, quienes estaban en la pomada, y quienes les miraban con arrobo ante tanta ciencia expresada de forma críptica.

Un ejemplo para que se me entienda: acaso sorprenda a algunos lectores saber que durante un breve tiempo en España se usó la palabra “logical” para referirse al “software” Naturalmente aquel galicismo infame (del francés “logiciel”) fue barrido a toda velocidad por la lengua del imperio.

La madre de Daniela (genial):

http://www.youtube.com/watch?v=t0KfGxeyZLQ

Aquel pequeño Diccionario contenía un buen número de entradas entre siglas, acrónimos, traducciones más o menos afortunadas y términos de imposible traslación a nuestra lengua. La informática y las telecomunicaciones han evolucionado tanto a favor de la sencillez de uso (son “frendly”, que se decía entonces o “confiables” o “amigables” en traducción, a mi juicio, más que dudosa) que ya casi nada de aquello se usa. ¿A quién le importa una higa saber qué es un “mainframe” o el lenguaje “SQL” o a qué se dedicaba la ANSI, ANSI, American National Standars Institute? A cuatro friquis.

Viene a cuento este largo exordio (además de para que se sonrían un poquín con la tontuna humana) porque me parece que con el universo 2.0 está sucediendo algo parecido. Me propongo incluir en este blog una vez a la semana una especie de glosario sobre las materias sin pretensiones de totalidad aunque sí de crítica.

Para muestra algunos botones:

Empezando por el principio: ¿Por qué “1.0” y “2.0”, “3.0” y así hasta la eternidad, si el fin del mundo de los Mayas, que está al caer, no es una tontería? Pues no se lo voy a preguntar a Dale Dougherty de O’Reilly Media que es el padre de la criatura 2.0, pero creo entender –se agradecerán desmentidos fundados- que es una mera cuestión de orden. Dijo Dougherty: “doublelick era la Web 1.0; AdSense es la Web 2.0”,  o dicho en cristiano (más o menos) y parafraseando al susodicho: si a la web cooperativa o colaborativa la llamamos 2.0, a la generación anterior, la web más vertical y más estática la llamaremos 1.0 Y a otra cosa, amén.

Veamos para cerrar este preámbulo, por ejemplo, qué es un newbie:   Es alguien nuevo en un foro y como todo novato (esa sería la palabra equivalente en español) puede resultar algo molesto por su torpeza o ignorancia. ¿Cómo comportarse ante un newbie pues, si somos gente biennacida? pues  con comprensión y paciencia, puesto que si nos dedicamos a hacerle la vida difícil podríamos ser tildados de trolls, es decir sujetos cuyo único fin en la vida parece ser molestar a los usuarios del foro, en especial a los newbies. ¿En castellano tenemos palabras diferentes para designar a los novatos según en el contexto en el que estén? Pues no, tampoco en el cibernético. ¿Y en el caso de los trolls? Pues tampoco, eso sí, en este segundo caso tenemos muchas palabras para referirnos a ellos, todas irreproducibles por mor del buen gusto.

Interesante artículo de Camila en la revista Letra Media con algunos enlaces curiosos:

http://www.letramedia.cl/?p=1641

Que nadie se ponga nervioso; la Real Academia no está preocupada:

http://www.fundeu.es/noticias-articulos-un-experto-de-la-rae-rechaza-un-efecto-perjudicial-de-las-redes-sociales-a-la-lengua-espanola-7171.html

¿A qué inventar otra vez la pólvora?

Nunca insistiré bastante en mi analfabetismo digital. Es, seguramente lo que explica mi perplejidad cuando leo que las redes sociales vienen a ser el instrumento de un nuevo estilo de vida o me desayuno con definiciones sobre la marca que, por más vueltas que les doy, no me parecen nuevas.

Generalmente, tanto entusiasmo viene apoyado por la referencia a los índices de penetración de Internet y, en general, los soportes 2.0. Son datos verdaderamente llamativos aunque –digo yo- que el sentido común aconseja la prudencia y, sobre todo, un cierto sentido de la medida y el pragmatismo, es decir actitudes que tienen más que ver con lo cualitativo y menos con la fascinación de brocha gorda. Al fin y al cabo todo esto tiene que ver con la gestión del conocimiento y la satisfacción de necesidades, es decir, las cosas de comer, con las que ni se juega ni se deben manosear demasiado.

Sobre lo del nuevo estilo de vida, la verdad, me parece una chorrada.

Con la marca pasa como con tantos otros conceptos. Si a usted le preguntan si sabe qué es calidad, responderá como un resorte que sí; pero si le piden que la defina brevemente, notará como un sudor frio empieza a descender por detrás de las orejas.

Pongamos que hemos decidido poner en marcha una determinada estrategia de branding (tampoco este palabro es nuevo aunque lo parezca) en redes sociales. Deberemos concebir la campaña pensando en el medio y en las herramientas específicos. Pero la  marca seguirá siendo un término símbolo, diseño o una combinación de ellos que identifica los productos o servicios de un vendedor o grupo de vendedores y las diferencias de los competidores. Después podremos ponernos estupendos retorciendo la definición desde el  punto de vista del consumidor (o el prosumidor) con una perspectiva institucional o trayendo a colación la marca España y otras aberraciones. Pero la marca es la marca en el marketing off line y en el otro; ayer, hoy y mañana. Y no le demos tantas vueltas.

Podría haber sido una estupenda campaña institucional 2.0 sin inventarse monsergas como la marca España:

http://www.youtube.com/watch?v=XUFMxmIoFRc&feature=youtu.be

Buena campaña de branding en redes sociales (a mi me lo parece)

http://www.youtube.com/watch?v=fSQHsSoztzk

Interesante e ilustrativo artículo sobre las marcas en las redes sociales:

http://www.marketingnews.es/tendencias/noticia/1054878029005/marcas-redes-sociales-facebook.1.html