Por el interés te quiero, Andrés…naturalmente

early_adopterComo saben quiénes me hacen la merced de leer este blog, me obsesiona un poco el rollo del lenguaje, críptico, para iniciados, tan propio del universo (¿lo ven? hasta yo me pongo cursi a veces) de las redes sociales. Y, sin embargo, si queremos movernos aquí sin parecer unos paletos o enterarnos de la misa la media, no tenemos más cáscaras que familiarizarnos con los términos y terminachos de nuevo cuño.

Por lo demás, es que a veces no hay más remedio: una lengua antigua e ilustre como la nuestra no tiene la flexibilidad del idioma del Imperio, mucho más adaptativo. Este que traigo ahora a colación es un ejemplo de lo que digo: late adopters versus early adopters.

Los primeros serían aquellas personas que te dicen, “es que eso de la informática no va conmigo” Bueno, en realidad esos serían el equivalente del homo antecesor (pero haberlos aún, los hay) Los later adopters son un poco más modernos pero, por ejemplo, no actualizan programas informáticos, les molesta si Gmail cambia el interfaz, o se compran un modelo nuevo de lo que sea “cuando esté suficientemente probado”

Desde el punto de vista del márketing, no nos interesan gran cosa (aunque igual hay que pensarse un poco esto que acabo de decir): son más bien pasivos y consumen más bien poco.

Sí nos interesan los early adopters. Si lo quieren saber todo sobre ellos, esto es lo mejor que he encontrado: http://javiermegias.com/blog/2012/12/early-adopters-clave-nuevo-modelo-de-negocio-curva-adopcion-tecnologia/ blog de Javier Megías que, entre otras cosas, es asesor de la Comisión Europea. De verdad, léanlo.

Pero claro, si me limitara a recomendar la ciencia de otros, ¿qué pensarían ustedes de mí?. Así es que siendo yo más bien maestro de todo y aprendiz de nada, sí que me voy a mojar:

Los early adopters serían algo así como los adoptantes tempranos, la vanguardia, los primeros en tenerlo (lo que sea), los que hacen de la innovación una especie de credo. Claro que son –por usar otro término al uso- prosumidores, pero tal vez para caracterizarlos mejor, se diría que además crean tendencia. Y, por eso mismo, tienen un papel puede que incluso de mayor importancia de los denominados (otro palabro habitual) influencers, esto es, gentes de bien y de prestigio cuyas recomendaciones van a misa entre sus discípulos. ¿Si les digo que Apple ha entendido perfectamente qué es y qué hace un early adopter se me entiende bien? Sí ¿verdad?

Pero ¿saben qué? conviene no ponerse tierno, los early adopters no son fans incondicionales. No te quieren por lo que eres, sino por lo que obtienen de ti.

Comunicación, imagen y marketing on line y off line                    quipucomunicacion@gmail.com                                                                             teléfono 646425114

Tendencias de consumo cruciales para 2013

Como no todo van a ser catástrofes en 2013, según trendwatching.com, estas son algunas previsiones en las que el universo 2.0 tendrá un gran protagonismo. Destaco las que a mí me parecen más significativas, pero hay más; en este enlace están todas:

http://prosumidores2http://www.trendwatching.com/es/trends/10trends2013/

1.- Desarrollo exponencial de las figuras de prosumidor y el custowners (consumidores que pasan de consumir un producto de forma pasiva a fundar o invertir en las marcas que compran, cuando no a poseer directamente una participación de las mismas). Tendencia: Según  Massolution/The Economist, los prosumidores han ido incrementando el gasto en plataformas de crowdfunding desde los 530 millones de dólares en 2009 a 1.300 millones en 2011 y hasta 2.800 millones en 2012.

2.- Es euro-dolarOKel momento de prepararse para una explosión de productos y servicios procedentes de mercados emergentes para los mercados emergentes. Pensemos en marcas chinas y brasileñas vendiendo sus productos a las clases medias de Turquía, India o Sudáfrica. O viceversa.smartphones_rect OK

3.- Mobile Moments: ¿Ya dedicamos mucho tiempo a realizar tareas con el smartphone? Pues más: desarrollo muy significativo de productos, servicios y experiencias que permitirán a los consumidores amantes de sus móviles realizar (de un modo perfectamente integrado) multitareas e incluso hipertareas para su estilo de vida.dATOS PERSONALES OK

4.- Si los datos son los nuevos recursos, es de esperar que los consumidores en 2013 comiencen a reclamar una parte de su valor: ¿Y qué me das a cambio de prestarte mis datos? Pensemos sobre esto, que tiene miga.ResponsabilidadenelmundoManosOK

5.- Cosas de la reputación. Solo un dato (en el informe de trendwatching.com hay más):  El 69% de los consumidores estadounidenses declara que es más probable que compren una marca que habla públicamente sobre sus resultados de Responsabilidad Social Corporativa, frente al 31% que compraría una marca que hablara solo de su misión y objetivos. Fuente: Cone Communications, octubre 2012.

Consultoría. Comunicación, imágen y marketing on line y off line                    quipucomunicacion@gmail.com                                                                             teléfono 646425114

¿A qué inventar otra vez la pólvora?

Nunca insistiré bastante en mi analfabetismo digital. Es, seguramente lo que explica mi perplejidad cuando leo que las redes sociales vienen a ser el instrumento de un nuevo estilo de vida o me desayuno con definiciones sobre la marca que, por más vueltas que les doy, no me parecen nuevas.

Generalmente, tanto entusiasmo viene apoyado por la referencia a los índices de penetración de Internet y, en general, los soportes 2.0. Son datos verdaderamente llamativos aunque –digo yo- que el sentido común aconseja la prudencia y, sobre todo, un cierto sentido de la medida y el pragmatismo, es decir actitudes que tienen más que ver con lo cualitativo y menos con la fascinación de brocha gorda. Al fin y al cabo todo esto tiene que ver con la gestión del conocimiento y la satisfacción de necesidades, es decir, las cosas de comer, con las que ni se juega ni se deben manosear demasiado.

Sobre lo del nuevo estilo de vida, la verdad, me parece una chorrada.

Con la marca pasa como con tantos otros conceptos. Si a usted le preguntan si sabe qué es calidad, responderá como un resorte que sí; pero si le piden que la defina brevemente, notará como un sudor frio empieza a descender por detrás de las orejas.

Pongamos que hemos decidido poner en marcha una determinada estrategia de branding (tampoco este palabro es nuevo aunque lo parezca) en redes sociales. Deberemos concebir la campaña pensando en el medio y en las herramientas específicos. Pero la  marca seguirá siendo un término símbolo, diseño o una combinación de ellos que identifica los productos o servicios de un vendedor o grupo de vendedores y las diferencias de los competidores. Después podremos ponernos estupendos retorciendo la definición desde el  punto de vista del consumidor (o el prosumidor) con una perspectiva institucional o trayendo a colación la marca España y otras aberraciones. Pero la marca es la marca en el marketing off line y en el otro; ayer, hoy y mañana. Y no le demos tantas vueltas.

Podría haber sido una estupenda campaña institucional 2.0 sin inventarse monsergas como la marca España:

http://www.youtube.com/watch?v=XUFMxmIoFRc&feature=youtu.be

Buena campaña de branding en redes sociales (a mi me lo parece)

http://www.youtube.com/watch?v=fSQHsSoztzk

Interesante e ilustrativo artículo sobre las marcas en las redes sociales:

http://www.marketingnews.es/tendencias/noticia/1054878029005/marcas-redes-sociales-facebook.1.html